viernes, 21 de junio de 2013

ODA A LOS HERMANOS DE LA MAR


EL MAR Y LOS MARINOS

 

Por: C/A Darío González (El Poeta de Judibana)

Mar de los caminos infinitos
donde mis estelas se han perdido
en busca de ciudades con torres y con cúpulas
que emergen poco a poco de las aguas.

Rodeado en los cuatros puntos cardinales
de horizontes sigilosos en fuga permanente
que son el reto diario que grita siempre avante
... que se pierde en la bruma pero que nadie alcanza.

Mar de los marinos desafiantes,
de la aventura tallada en los metales,
en las conchas se ha gravado tu canción
para que nunca se pierda entre las algas.

Allí dice la ciencia que comenzó la vida
que el hombre tuvo escamas en su etapa inicial
por eso hoy lo llevamos metido entre las venas
y vamos por océanos como pez en el agua.

Quizás hoy amanezca con tormentas y furias desatadas,
amenazando con tragarse todo lo que flote,
y vayamos de abismo en abismo entre las olas
mientras el cielo enlutese con la tarde.

El viento arremeta entre las jarcias para silbar
sus terribles tonadas donde aúllan los lobos de la muerte
y sea precisamente allí entre rayos y olas
cuando se temple el acero de las almas marinas.

Nadie sabrá jamás que magia tiene el mar
que hechiza y encadena a timones de fuego
en donde en cada viaje se queda algo de uno
pero siempre nos vamos a desafiar los vientos.

La vida del marino es de muchas renuncias
como lo dijera una vez el poeta Andrés Eloy,
en tierra se quedan los amores que amarran
que ermitaños a bordo nos quema el corazón.

Cuantos pensamientos desde el camarote frío
donde las inquietudes no terminan en el puerto,
el beso del adiós vuelve todas las noches
a embriagar los recuerdos con su añejado vino.

Unas veces nos anochece con Orión y Casiopea,
y otras amanecemos con la Osa Mayor y el Escorpión;
o en cielos cromados de fiesta en ortos y en ocasos,
o en densa neblina de pito, campana y radar en acción.

Cruzando meridianos, subiendo o bajando latitudes;
trazando marcaciones a faros en las costas,
hoy es la estrella Polar la que señala el rumbo,
mañana será la Cruz del Sur quien marca las derrotas.

Tal vez en pocos días estemos en Panamá,
pasemos por Florida y de allí para España
y viajemos al norte con bufanda y con guantes
y más luego a Brasil al calor de carnavales.

Propela y más propela para medir océanos,
fondear a la llegada o ir directo al muelle,
zarpar a medianoche sin calentar la cama,
buscar con ansiedad boyas de recalada.

Donde estaré mañana, eso nadie lo sabe,
ni cuando es el regreso al puerto de mi amor
pero volveré de nuevo como el eterno novio
pues nunca habrá rutinas con el tedio cansón.

Bancos de corales conformado por navíos y capitanes,
fiesta de bares y gaviotas una tarde cualquiera,
soledad que entumece los relojes y huesos
la luna se ha ocultado en la proa de polizonte.

Por eso en estas naves nos transcurren los años
y no nos damos cuenta del tiempo que se va
somos una unidad con el buque y sus palos
que viene a completarse con las olas del mar.

A lo mejor mañana, jubilados y ya viejos
nos acerquemos con la avidez de un niño a una playa
y sintamos quizás que su sal es el sudor nuestro
en las derrotas navegadas de puerto a puerto.

Entonces nos invada la nostalgia terrible
de infinitos azules, de espumas y de sol
y en los sueños seniles escuchemos sonriendo
caracolas que guardan los rumores del mar.

DIA DE LA MARINA MERCANTE VENEZOLANA

BREVE HISTORIA DE LA MARINA MERCANTE
Por: Darío González (El Poeta)

 
Hoy, 21 de junio, el sol en su movimiento aparente en la eclíptica con un ángulo de 23 27´ alcanza su máxima declinación norte en el punto de Cáncer o Solsticio de Verano, haciéndose los días más largos y calientes y las noches mas cortas; mientras en el hemisferio Sur será todo lo contrario.
 Este movimiento aparente del Sol pasando por los puntos de Aries, Cáncer, Libra y Capricornio de lugar a las diferentes estaciones: primavera, verano, otoño e invierno.
Teniendo en cuenta a que es el día en el Hemisferio Norte y estando Venezuela ubicada al norte del Paralelo del Ecuador, se celebró en Caracas la primera Convención Nacional de la Marina Mercante y allí se aprobó el 21 de Junio como el día nacional de la Marina Mercante, no siendo hasta 1966 cuando fue formalmente reconocido y publicado en Gaceta Oficial.
Sin embargo no podemos decir que la Marina Mercante nació ese día, ni tampoco con la llegada de Colón ya que nuestros aborígenes que navegaban en canoas y bongos por el Orinoco y lagos como el de Maracaibo, también lo hacían por el Mar Caribe.

Debemos recordar que universalmente el más renombrado de todos los marinos de la antigüedad es Ulises el fornido héroe de la primera gran épica del mar. Aunque el poeta griego Homero compuso la Odisea en el siglo octavo o noveno A.C. la narración se sitúa casi medio milenio antes. En la épica Ulises pasa diez años vagando a través del mar en embarcaciones que relativamente no se diferenciaban mucho de las usadas por nuestros aborígenes.

Haciendo una remembranza cronológica de la historia de nuestra Marina Mercante, tenemos que:
En el año 1728 fue constituida en la Guaira la Real Compañía Guipuzcoana de Navegación de Ultramar para comerciar con España y en cuyos buques llegaron a Venezuela los libros de los enciclopedistas franceses que influyeron en nuestros libertadores para hacer posible la independencia en este continente.
El 21 de abril de 1811 se creo en La Guaira el Instituto Público de Náutica, organización que jugo un papel importante en nuestra lucha emancipadora.

En 1904 se funda la Compañía de Vapores del Orinoco que da paso en 1909 a la Compañía Anónima Fluvial Costanera.

El 2 de agosto de 1917 nace la Compañía Anónima Venezolana de Navegación que a su vez compra a la Compañía Anónima Fluvial Costera, llegando a tener para ese momento un total de 15 buques con una nómina de 230 tripulantes.

En 1936 entra en vigencia el “Estatuto sobre Títulos de la Marina Mercante” lo cual desarrolla la profesionalización de esta rama.
En 1937 las empresas petroleras:
Lago Petroleum Corporation Creole
Shell Caribbean Petroleum Company
Mene Grande Oil Company
Texas Petroleum Company Texaco
que operaban en este país deciden ponerle bandera venezolana a sus buques los cuales navegaban entre puertos del Lago de Maracaibo, Cardón y Amuay, y Aruba y Curazao.

El 23 de septiembre de 1946 se crea la Escuela Náutica de Venezuela en Macuto y el 15 de marzo de 1955 se muda a Catia La Mar. Alma Mater de nuestra Marina Mercante en cuyos pasillos una vez soñamos con velas desplegadas y horizontes alcanzados.

En 1970 se crea la Escuela de Estudios Superiores de la Marina Mercante la cual funcionará inicialmente en la misma Escuela Náutica de Venezuela. La Escuela de Estudios Superiores es el aula del reencuentro de marinos curtidos por el sol, el viento y la sal. Allí volvemos a ser adolescentes con la broma y la risa a flor de labios.

En 1982 se transforma a la Escuela Náutica de Venezuela y a la Escuela de Estudios Superiores de la Marina Mercante en el Instituto Universitario de la Marina Mercante.

En 1992 se crea PDV Marina.

En 1994 la corrupción, la ineficiencia y el neoliberalismo acaban con 77 años de la Compañía Anónima Venezolana de Navegación. Muchos de los que estamos hoy presentes en esta plaza laboramos en ella y cruzamos el Atlántico y el Caribe en
sus buques cuyos nombres fueron el de algunos estados venezolanos. Esta empresa naviera llegó a ser una de las más grandes en su ramo en el Continente Latino Americano.

En el año 2000 ya bajo el Gobierno Bolivariano se transforma el Instituto Universitario de la Marina Mercante en la Universidad Marítima del Caribe.
También durante el Gobierno del Comandante Hugo Chávez se prohibió la venta de los buques de la empresa PDV Marina que en plena vida útil habían sido comenzados a rematar como chatarra a finales del último gobierno de la Cuarta República, como es el caso del Sinamaica que aun llega por ahí a nuestros puertos con otro nombre y otra bandera dejándonos en el alma un sabor amargo.
También durante el Gobierno de Chávez algunas empresas extranjeras que operaban en Venezuela como la Maersk y la Global asumen nuestro Tricolor de ocho estrellas como su bandera y se convierten en fuente de trabajo para nuestros profesionales del mar.
 

jueves, 20 de junio de 2013

SOLSTICIO DE VERANO 21/06/2013

 

21 DE JUNIO DIA DE LA MARINA MERCANTE NACIONAL


21 Junio 2013
 
 

Este viernes 21 se celebra el Día de la Marina Mercante

El 21 de junio de 1958 se realizó en Caracas la Primera Convención Nacional de Oficiales de la Marina Mercante y allí se estableció esa fecha como su día conmemorativo.

Sin embargo, no fue hasta el mes de agosto de 1966 cuando se publicó en Gaceta Oficial Nº 28103 el Primer Reglamento del Colegio de Oficiales de la Marina Mercante.

Venezuela es una de las pocas naciones que no celebra el 3 de septiembre el Día Internacional de la Marina Mercante, en esa fecha se rinde homenaje a las vidas de tripulantes y pasajeros fallecidos en el primer ataque de submarino sufrido por el vapor RMS Athenia por parte de la armada alemana en 1939.

En el pasado los Oficiales de la Marina Mercantes se formaban en la Escuela Náutica de Venezuela, institución que a partir del 7 de julio de 2000 se convierte en la Universidad Marítima del Caribe.
 

La Marina Mercante Venezolana agrupa a los Oficiales formados anteriormente, como Licenciados en Ciencias Náuticas, y los actuales Ingenieros Marítimos (los graduados y los que se encuentran en proceso de formación).
 

La carrera mercante consta de dos menciones, cada una de la cual dará una función determinada al Oficial cuando esté a bordo:

·     Oficial en Navegación: Es el encargado de trazar las rutas marítimas a seguir. Debe encargarse de todos los documentos y certificados que necesite el buque. Tiene la responsabilidad de gestionar el correcto funcionamiento de la embarcación, así como la correcta implementación de las normas internacionales.

·     Oficial de Máquinas: Es el encargado de garantizar el buen funcionamiento de todos los equipos a bordo. Su trabajo va desde mantenimiento preventivo de equipos hasta reparaciones de envergadura. Sus labores siempre tienen un compromiso especial con el medio ambiente. El maquinista es un profesional con una actualización muy constante en sus conocimientos, debido a que las embarcaciones tienen muchos tipos diferentes de propulsión, además de ser esto una parte muy cambiante en la Ingeniería de las embarcaciones, debido a que constantemente se buscan soluciones más eficientes, y amigables con el ambiente.
 

Una buena opción para el aprendizaje y para el desarrollo de la carrera son los cargos de:

·     Perito Naval: Es el Oficial Mercante encargado de hacer las revisiones concernientes a cada tipo de embarcación, esto con el objetivo de garantizar que el buque en cuestión merece la expedición de sus respectivos certificados, garantizando con ello un buen funcionamiento ya sea de determinado equipo, o de toda la embarcación.

·     Piloto Práctico: Es el Oficial Mercante que realiza las maniobras de atraque y desatraque en el puerto; en algunos casos también realiza la maniobra de fondeo del Buque. El Piloto Práctico es fundamental para que la embarcación realice operaciones seguras, debido a que este Oficial conoce perfectamente las características del puerto en cuestión.

·     Capitán de Puerto: Es el Oficial Mercante con las mayor responsabilidad en el puerto, su funciones van desde la gestión de la seguridad, la prevención de contaminación, la implantación de las normas internacionales, hasta el correcto funcionamiento y optimización de las operaciones del puerto.


Venezuela es un país con vastos territorios marítimos que brindan al país frontera política con diferentes países; la Marina Mercante viene a desempeñar un rol importante para el movimiento de cargas de combustible y petróleo de Venezuela hacia el mundo. No obstante el país también podría llevar infinidad de productos derivados hacia sus países socios, a través de las exportaciones vía marítima.

En la extinta Escuela Náutica de Venezuela existía un régimen de disciplina, semejante al militar, lo cual le dio una visión equivocada a la Marina Mercante. Con ello la Marina de Guerra Venezolana mantiene ocupados los espacios propios de la Marina Mercante, como los son el INEA, PDV Marina y las Capitanías de Puerto.

Para evolucionar la UMC (Universidad Marítima del Caribe) ha tenido que romper el paradigma del militarismo en la Marina Mercante; usando como instrumentos la convicción de los estudiantes de esta Alma Mater. La formación del Marino Mercante se desprendió de la formación del Marino de Guerra. En la Universidad las cosas ya no podían hacerse por coacción, sino por convicción.

Cabe mencionar en Venezuela la actividad Mercante se separó de la actividad Militar desde 1944 según la Ley, sin embargo esto no se cumplió debido a las tendencias militaristas de todos los gobiernos venezolanos. Actualmente la pugna continua, y la Marina Mercante busca retomar sus espacios, trabajando con conocimientos, eficiencia y compromiso de convertir a Venezuela en una potencia marítima mundial.